lunes, 8 de febrero de 2010


STROEDER, PROVINCIA DE BUENOS AIRES
2009

2 comentarios:

Verónica Alonso dijo...

Dios Mío! Cuando acá corrieron por primera vez el Dakar y dije que no teníamos nada que envidiarle a Africa, no me creyeron. Claro, hay que andar este país para darse cuenta que tenemos demasiada arena. Y lo triste es en donde no tendría que haber. ¿será reversible esto en el futuro? Estas imágenes duelen.

Marina dijo...

Qué frío me dio ese sol...